UNA

Sistemas Agroforestales Sucesionales con Cacao para San Juan de Nicaragua

La vida útil de una buena plantación de cacao oscila entre 25 a 30 años. Pasado este periodo, el cacao empieza a declinar su producción. Se recomienda, en este caso; cortar las plantas y establecer nuevas plantaciones, de tal manera que cuando el cacao termine su ciclo productivo los arboles maderables estarán bien desarrollados para su comercialización.
 
Por: Elder García
Dirección de Comunicación UNA
 
Casi el 90% de los árboles existentes en pie del área boscosa del Municipio de San Juan de Nicaragua fueron derribados en su totalidad, por el paso del Huracán Otto en el año 2016. Pero no solo los arboles forestales fueron botados; también árboles frutales y cultivos sufrieron el impacto.
 
Ante la necesidad de crear capacidades productivas y mejorar los medios de vida en la población de este municipio, el gobierno local junto con la Universidad Nacional Agraria, (UNA), se plantean establecer Sistemas Agroforestales Sucesionales (SAFs) con cacao. “Consiste en tratar de imitar la regeneración natural, siguiendo el proceso de sucesión y dinámica natural dentro el ecosistema del lugar. La plantación de una parcela de este sistema agroforestal consiste en plantas pioneras, secundarias y primarias, existiendo una cierta densidad y una máxima complejidad de especies que a la vez satisface en lo posible las necesidades del productor” afirma Dennis José Salazar Centeno, profesor titular de la UNA.
 
BENEFICIOS DE SAFs SUCESIONALES
 
Varios son los beneficios de este sistema; uno de ellos es la sostenibilidad ecológica del suelo donde se establecerán las plantaciones. La incorporación de árboles de sombra en las parcelas mejora la calidad de suelos tropicales evitando el impacto directo de calor y luz solar lo que disminuye la propagación de enfermedades fitosanitarias.
 
“También aporta al desarrollo rural y a la reducción de la pobreza, por la diversificación de ofertas de alimentos que contribuye a la seguridad alimentaria, ya que existe una mayor cantidad de productos lo que disminuye el riesgo económico del productor por fluctuación de precios o daños de la cosecha, reduciendo picos de producción”, asegura Salazar.
 
Para el establecimiento de este sistema existen condiciones básicas que los productores deben de tomar muy en cuenta. “Lo primero es adaptar este método a las condiciones de vida socioeconómicas de las familias productoras de la zona. Tener una buena planificación y combinación de cultivos a largo plazo. Darles un buen manejo a las parcelas y que los productores puedan capacitarse y asesorarse en el tema de manera continua”.
 
UNA Y GOBIERNO LOCAL UNEN ESFUERZOS
 
La UNA junto al gobierno local pretenden trabajar con 34 productores que tienen sus parcelas sobre la rivera del Rio indio Maíz. “Se tiene propuesto establecer 57 manzanas con diferentes arreglos de estos SAFs, que serán evaluados para obtener información con soporte técnico y científico” menciona Salazar Centeno. El área mínima a establecer por productor es de una manzana y una máxima de 4.
 
Varias han sido las consecuencias del paso devastador de Otto; el aprovechamiento forestal ha aumentado debido al crecimiento de la población, existe una la lenta regeneración natural de los bosques, mayor invasión de colonos a la reserva y el aumento de la frontera agrícola.
 
“Por ubicarse el municipio cerca del núcleo de la Reserva de Biosfera Indio Maíz, estos sistemas agroforestales sucesionales con cacao serán establecidos bajo el paradigma agroecológico. Evitaremos el uso de agro tóxicos o agroquímicos sintéticos. A los productores se les enseñará a producir sus propios insumos biológicos, a establecer sus aboneras, elaborar abonos líquidos y sólidos y en la medida que vaya desarrollándose el cultivo también los productores irán elaborando sus propios insecticidas”, asevera el doctor Salazar.
 
Los SAFs sucesionales son aptos para productores con cantidad pequeña de terreno y mano de obra familiar, que dependen de la agricultura de subsistencia, pero con opciones de una oferta de productos diversificada para mercados locales, nacionales e internacionales. Los SAFs sucesionales aportan a las prácticas de conservación del medio ambiente y son especialmente útiles para promover alternativas de ingresos económicos para comunidades en áreas protegidas.
 
Esta fue la segunda visita que realizó el equipo de investigadores de la UNA a esta zona del país, donde el clima predominante es de selva tropical, caracterizado como húmedo. Con temperaturas máximas de 32°C y temperaturas mínimas de 22°C. “En la primera visita realizamos contacto con autoridades locales, nos reunimos con el alcalde y su equipo de trabajo y fue el primer acercamiento con los productores”, concluye Salazar.



Todos los Derechos Reservados © Universidad Nacional Agraria 2013
Desarrollado por Acceso

Top Desktop version