UNA

El mal seco y sus afectaciones en el quequisque

Para brindar una solución a esta problemática, la Universidad Nacional Agraria (UNA) desarrolla investigaciones para generar una variedades de quequisque resistente al mal seco utilizando energía nuclear.

 

Por: Gerardo López

Dirección de Comunicación

El quequisque es una planta originaria de América, específicamente de países tropicales, por lo que se considera un cultivo propio en Nicaragua, cuya importancia económica está ligado a temas de seguridad alimentaria y como rubro de exportación y comercialización local.


En el proceso de manejo de cultivo, una de las enfermedades que más la afectan es el mal seco, una enfermedad que vive en el suelo por muchos años y es producida por el hongo Pythium myriotylum var aracearum, que provoca descomposición en las raíces del quequisque (Xanthosomas sagittifolium) que ocasionan pérdidas del 90 %.


Debido a que una vez que se cultiva, la enfermedad permanece en el suelo cultivado, los agricultores se ven en la obligación de buscar nuevos sitios libres del patógeno. Al ser una planta de propagación asexual es decir que se puede multiplicar por medio de trozos del cormo, si no se maneja adecuadamente puede representar un riesgo para la diseminación e infección del patógeno y comenzar una nueva epidemia.


Para brindar una solución a esta problemática, la Universidad Nacional Agraria (UNA) desarrolla investigaciones para crear variedades de quequisque utilizando energía nuclear. Al respecto, el investigador Guillermo Reyes, docente de la Facultad de Agronomía (FAGRO) trabaja con su equipo en experimentos que les lleven producir plantas libres de plagas y enfermedades mediante mutaciones genéticas para generar una nueva variedad que pueda ser resistente o tolerante a la enfermedad Pythium myriotylum var aracearum.

 

MUTACIONES CON ENERGÍA NUCLEAR
La identificación de la especie permite establecer estrategias precisas para el combate de la enfermedad ya sea por resistencia de la planta al hongo o por el mejoramiento genético. El investigador Luis Gómez Alpínez, docente de la Universidad de Costa Rica, quien lidera investigaciones a nivel molecular, ha venido trabajando desde 1985 en las enfermedades que afectan al quequisque.


Con la investigación que realizamos utilizando técnicas moleculares logramos reafirma que el Pythium myriotylium var aracearum es quien afecta exclusivamente al quequisque. Es importante para futuras investigaciones que busquen solucionar la infección que realiza este hongo en el cultivo del quequisque” comentó el investigador.


El proyecto, pretende inducir a mutaciones con la energía nuclear en plantas de quequisque, para posterior multiplicarlas de manera in vitro (propagación masiva en laboratorio), con la idea de crear una variabilidad genética y que las plantas logren adquirir a través de la mutación nuevas características de resistencia al Pythium myriotylum var aracearum, este proceso se llevará a cabo en condiciones controladas de invernadero.


Es preciso que logremos identificar cual es el hongo que afecta específicamente al quequisque, porque será este que utilizaremos para saber si en verdad las plantan adquirieron esa resistencia que inducimos con la mutación en su ADN” explicó el doctor Reyes, quien también dirige la Cooperación Externa de la universidad nicaragüense, con la mayor experiencia en las ciencias agrarias.



Todos los Derechos Reservados © Universidad Nacional Agraria 2013
Desarrollado por Acceso

Top Desktop version