UNA

Peces y crustáceos en peligro en reserva Indio Maíz

El uso de pesticidas en la pesca tiene efectos negativos de amplio alcance sobre la salud pública y la conservación de los ecosistemas revela un estudio realizado por el biólogo acuático Joel Betts de la Universidad Estatal de Michigan, Estados Unidos.

 
De acuerdo a resultados presentados recientemente en la Universidad Nacional Agraria (UNA) sobre prácticas de pesca en la reserva biológica Indio Maíz ante estudiantes de las carreras de ingeniería forestal e ingeniería en recursos naturales de la Facultad de Recursos Naturales y del Ambiente (FARENA), Betts destacó que a partir de dicha investigación se conocerá cómo y dónde se está realizando pesca con veneno y el impacto que tienen en los ecosistemas y las comunidades.

 

 Por: Nelson Osejo

Dirección de Comunicación


Según el investigador, además de la visita in situ del área para determinar la magnitud de los daños, se realizaron 86 entrevistas a pobladores de la reserva, entre estas a 55 ubicados en la zona de amortiguamiento y 31 a comunitarios indígenas y afrodescendientes dentro de la reserva.


Esta práctica se realiza con químicos como la cipermetrina, butox hasta glifosato, provocando en las familias afectaciones de salud como abortos en mujeres, problemas estomacales, diarreas, tos y convulsiones y a largo plazo cáncer. En caso de contacto con el veneno infecciones en la piel y ceguera. En el ganado provoca abortos y pérdida de la salud en general”, referencio Betts.


El biólogo aseguró que el uso de estos venenos ha provocado una disminución en la población de peces y crustáceos, especialmente los pequeños insectos acuáticos que son la primera fuente alimenticia para el guapote y camarón de rio.


Los peces son sensibles a los venenos porque estos entran por las branquias al sistema sanguíneo y tardan 8 días en descomponerse y hace mucho daño no solo en el sitio donde se depositan, sino a lo largo del recorrido que hacen rio abajo, donde los pobladores usan el agua en sus quehaceres domésticos”, reveló Betts.


"Como alternativas de concientización se desarrolla en esa zona una campaña con enfoque educativo a través de la radio, redes sociales y materiales promocionales que educan contra el uso de venenos en la pesca por parte de las familias rurales para que comprendan los efectos negativos de esta actividad”, expresó Betts, quien destacó la participación de los gobiernos comunales de Greytown, el gobierno Rama Kriol y universidades BICU y URACCAN.


Yader Barrera, jefe del Departamento de Manejo de Cuencas, destacó la presentación de dichos resultados porque permite el acceso de información real en el ámbito de los recursos hídricos y la fauna acuática.


A mediano plazo el ingeniero Barrera adelantó el establecimiento de alianza colaborativa con el académico norteamericano para que dar continuidad al estudio, en la que se incorporaran estudiantes de pregrado y de maestría de la UNA.

 



Todos los Derechos Reservados © Universidad Nacional Agraria 2013
Desarrollado por Acceso

Top Desktop version