UNA

Razones por las cuales las mujeres cuidan mejor la tierra

Aunque más del 70 por ciento de la tierra en Nicaragua esta en manos de hombres, las mujeres con el 23 por ciento de la tenencia de la tierra, son quienes mejor cuidan de los recursos naturales que da el suelo, aseguró la representante de Trocaire-Irlanda durante el foro nacional de mujeres rurales realizada esta semana en Condega en el departamento de Esteli.
 
Por: Gerardo López
Dirección de Comunicacion UNA
 
 
“Son las que más protegen los recursos naturales porque entienden que es un medio para la vida, no solo para ellas, sino un beneficio para sus familias”, afirmó Blanca Blanco, durante el foro organizado por entidades socias de Trocaire en Nicaragua, entre ellas la Universidad Nacional Agraria (UNA), que tiene a su cargo el proyecto Tierra para mujeres, oportunidades para la vida.
 
 
Para comprender la importancia que tiene la tierra para las mujeres se debe saber que para “los diferentes pueblos, especialmente los pueblos originarios y campesinos, la tierra se entiende, a partir de los atributos que le dan forma y vida (agua, suelo/subsuelo, tierra, vegetación y fauna), siendo, por lo tanto, sinónimo del territorio en el cual estas comunidades están insertadas y al cual se consideran pertenecientes”, destaca el apartado Derecho a la tierra y a los territorios, del Atlás de las mujeres rurales de América Latina, realizado por la FAO.
 
LA PLURI ACTIVIDAD QUE DESARROLLA LA MUJER DUEÑA DE SU TIERRA
 
A diferencia del uso que hacen los hombres de la tierra, las mujeres desarrollan una pluri actividad que las lleva a desarrollar diferentes medios de ingreso que aportan a la agricultura familiar, tal como describe Lisseth Dávila López, del municipio de Rancho Grande en el departamento de Matagalpa. “Compré una manzana de tierra en la que sembré café, plátano y árboles frutales que me sirve para alimentar a mi familia, vender alguna cosecha y ahorrar para las cuotas del préstamo”. Al igual que Dávila unas 993 familias han comprado tierras mediante el crédito que facilita Trocaire, organismo irlandés mediante el financiamiento de 35 proyectos en Nicaragua.
 
Virginia Gómez, de Quilali en el departamento de Jinotega, mediante su jornada diaria se conoce el sacrificio que significa para una mujer poseer su propia tierra. Antes de salir a la parcela debe cumplir tareas también en la casa y su horario inicia a las 03:00 am. “A mí me gusta trabajar, por eso me levanto temprano para dejar lista los quehaceres en la casa y de esta forma me da tiempo de ir a la parcela donde siembro frijoles y maíz. De ahí saco para la cuota, también presto semillas al 2 por 1, el año pasado preste 16 quintales de frijoles y me entregaron 32 quintales. Sino logró conseguir para la cuota, entonces vendo huevos, engordo gallinas, hago nacatamales, tengo mis vaquitas y también ofrezco el servicio de molino que fui beneficiada por el proyecto”, enumera la mujer de 55 años de edad.
 
TROCAIRE FACILITA MÁS QUE CRÉDITO PARA COMPRA DE TIERRA
 
Las 25 entidades socias que participan en el proyecto son organizaciones no gubernamentales, algunas con enfoque religioso, instituciones del estado y académicas como la Universidad Nacional Agraria (UNA), esta última ofrece su basta experiencia en el manejo del recurso suelo, con enfoque agroecológico. “Hemos beneficiado a 993 familias, donde hemos trabajado en la sostenibilidad y ser resilente para vivir una vida saludable en armonía con el medio ambiente y con enfoque en los jóvenes - mujeres”, aseguró Richard Pierce, representante de Trocaire para Nicaragua.
 
Para la entidades socias que facilitan crédito para la compra de tierra y desarrollan capacitaciones y asistencia técnica con las mujeres, el crédito por sí mismo no garantiza la mejora de vida en las mujeres rurales y por ello en conjunto con las beneficiadas, durante el foro identificaron las acciones que desarrollaran en el año 2020, entre las que sobresalen la defensa del territorio frente al extractivismo, la conservación de la semillas criollas y acriolladas, posicionar la agroecología como un tema de concientización y enfoque hacia las política públicas, continuar en alianzas entre mujeres y organización entre mujeres y mantener el proceso de formación y concientización en masculinidad.
 
El intercambio de experiencias permitió reconocer aportes significativos en la vida rural que realizan las mujeres desde su quehacer comunitarios, tales como reconocerse pilares de la sostenibilidad económica y la seguridad alimentaria en sus familias, la tenencia de la tierra les permite mayor integración familiar y el desarrollo de cultivar con enfoque agroecológico.



Todos los Derechos Reservados © Universidad Nacional Agraria 2013
Desarrollado por Acceso

Top Desktop version