UNA

Chiluco, 51 años al servicio de la Centenaria del Agro

Por: Gloria López
Dirección de Comunicación UNA

 

 
Son muchas anécdotas sobre este personaje que vio crecer a generaciones de jóvenes que hoy se han convertido en autoridades, docentes y trabajadores administrativos “recuerdo que cuando era un niño en el barrio El Rodeo no teníamos agua potable, yo venía con otro grupo de chavalos a traer agua aquí y Chiluco se mantenía en la planta baja del CENIDA con su lampazo, su escobita y su carretilla, así caminaba Chiluco; a veces hacíamos travesuras como subirnos a los árboles y él llegaba a bajarnos y nos regañaba, nos decía que agarráramos el agua y nos saliéramos, pero nunca nos maltrató”, relato Yelman Ramírez, secretario general del Sindicato de Trabajadores no docentes (SITANDO) describiendo a Francisco Chavarría Salmerón, conocido como “Chiluco”.

Por su destacada labor y años de entrega a la universidad, en el año 1973 bajo acta número 76 del Consejo Universitario se le otorga el reconocimiento de trabajador ejemplar, máxima distinción para los trabajadores no docentes que luego es reconocida en el Reglamento de Emblemas, Símbolos, Títulos honoríficos y distinciones universitarias, aprobado mediante acuerdo 2754 en el año 2017. En esta normativa se crea la Orden Francisco Chavarría Salmerón “en honor a quien fuera distinguido por el Consejo Universitario como trabajador ejemplar de la universidad durante 51 años (1954-2005) siendo un ejemplo de dedicación al trabajo desde su posición como jardinero”, reza el artículo 28 del reglamento mencionado anteriormente.

Según su expediente laboral Chiluco ingresó a laborar a la Universidad Nacional Agraria (UNA) el 01 de enero del año 1954, desempeñando el cargo de trabajador agropecuario y colaboró para la Centenaria del Agro por 51 años. “Un hombre humilde, discreto, sencillo y que cuando le permitían entraba en confianza para conversar”, añade Ramírez. En acto público en el año 2005, las autoridades institucionales junto a la comunidad universitaria, develaron la estatua ubicada en la entrada principal del recinto central Juan Francisco Paguaga, en reconocimiento a la labor intachable que realizó durante sus más de 50 años de vida laboral en la Centenaria del Agro. “Cuando le dijimos a Chiluco la noticia de ese reconocimiento recuerdo que nos miró y se sorprendió porque él considero que nunca se le iba reconocer algo, lo sentimos muy sorprendido y alegre” expresó Ramirez.


Algunos docentes expresaron sus condolecías mediante emotivos mensajes dirigidos a la familia doliente y comunidad universitaria “El gran Francisco Chavarría, el apreciado Chiluco, toda una institución en la UNA y sus instituciones antecesoras, parte del currículum oculto de la universidad. Molestaba a unos y respetuoso con otros. Él sabía a quién fastidiar, les cuestionaba no haber puesto las banderas en el acto de graduación, por tanto, no eran ingenieros, hacia juego de manos, etc. En cambio a otros se dirigía de forma respetuosa, ingenieros les llamaba aunque no les hubiera puesto las banderas. Que en paz descanse este buen hombre” PhD. Freddy Alemán, docente retirado.

“Sé que a muchos, Chiluco les hacía bromas y hay miles de anécdotas de su pasar y convivir con los pilines e ingenier@s de la UNA.... algo raro si, que jamás vi o escuché haya hecho bromas o faltado de alguna forma a los demás, más bien su cariño y cortesía fueron siempre su mejor rostro para nosotras en la UNA”. MSc. Jannette Gutiérrez, docente FARENA. Las honras fúnebres se realizaron la mañana de este viernes en el departamento de Masaya, donde fue acompañado por una delegación de autoridades y amigos de su amada Universidad Nacional Agraria, su segundo hogar.



Todos los Derechos Reservados © Universidad Nacional Agraria 2013
Desarrollado por Acceso

Top Desktop version