UNA

Escuelas de campo para transformar la realidad productiva de Nicaragua.

Febrero fue un mes histórico para Nicaragua, el viernes culminó una semana intensa de capacitación dirigida 150 técnicos de diversas instituciones gubernamentales, quienes serán los facilitadores de conocimientos a los mil 750 voluntarios de la Escuela Técnica de Campo en la que se atenderá a 41 mil productores y productoras de todo el país. Transformación educativa en el campo permitirá elevar los niveles productivos de Nicaragua. El doctor Alexander Jacomino, del equipo de facilitadores de la Universidad Nacional Agraria (UNA), a través de esta entrevista nos da su opinión de cómo  estos técnicos han adquirido nuevas herramientas metodológicas que pondrán en práctica en el marco de la Educación Popular como una nueva visión de aprendizaje de conocimientos.

 

Doctor Jacomino, ¿Cuál es su opinión al finalizar esta capacitación?
Hemos tenido una semana intensa, especialmente en los participantes que están acá buscando que ellos puedan apropiarse de cómo se puede transformar la práctica de la educación agraria para que puedan asumir el rol de facilitar el proceso a otros facilitadores. Ha sido una semana de muchos logros, especialmente en voz de los propios estudiantes, dicen que han logrado desaprender los elementos de una enseñanza tradicional, sobre todo que han encontrado nuevas estrategias pedagógicas para implementar el proceso de educación técnica en el campo.
Ha habido una riqueza de experiencias y vivencias de ellos en los talleres, Se han trabajado los elementos de la demostración para los contenidos que han trabajado,  han estado orientados sobre todo a la planeación del plan de facilitación, las nuevas técnicas de aprendizaje en la enseñanza popular, es decir,  que se ve un despertar en los procesos de aprendizaje de ellos mismos para convertirse en facilitadores de desarrollo y decimos desarrollo porque ese fue un contenido que abordamos para que ellos puedan tener la noción de cómo se necesita hoy realmente  una nueva mirada y un nuevo cambio en este nuevo rol de facilitador que necesita el contexto nicaragüense.

¿Cuáles son las metodologías que se han aplicado en este taller?
En primer lugar aprender a desaprender,  esto significa  que ellos puedan modelar en la propia práctica la actuación, que ellos se den cuenta cómo en una mirada interna busquen la transformación de los que se está haciendo, que sean  capaces de demostrar en su actuación lo que debe hacerse adecuadamente.
El desaprender busca cambiar de actitud, es decir las representaciones mentales, darle una gama de herramientas metodológicas y pedagógicas para que puedan analizar y tomar decisiones y muy importante construir el aprendizaje colectivo, donde viendo las experiencias de otros grupos ellos mismos pueden ver las vivencias y empezar a transformar.

¿Al finalizar el taller, los técnicos harán una presentación de estas nuevas metodologías?
Si, a través de una feria tecnológica, la cual se enmarca en el aprender haciendo y es el último taller integrador donde de una feria de saberes y conocimientos generados por cada uno de los grupos puedan representar las mejores experiencias, los mejores resultados alcanzados en cada una de las jornadas de trabajo.
Con esto buscamos que ellos puedan tener una aproximación de cómo realmente se pueden desarrollar las habilidades, las estrategias y las nuevas actitudes de cambio. Es por eso que hemos querido integrar todos los conocimientos en esta feria para que se tenga una visión general de todo este proceso de capacitación.
Finalmente.

¿Cuál va a ser el impacto de este proceso de educación técnica en el campo?
Pensamos que estos facilitadores van a materializar los aprendizajes en el campo, este es el reto con un nivel de preparación para transformar la realidad. Y el nivel de productividad, abrir la cobertura educativa y empoderar, darle valor al campesino, al productor para que vean el beneficio de lo que debe ser la formación técnica en el campo y muy importante transformar las comunidades para que se puedan auto desarrollar para que puedan alcanzar niveles de productividad y eficiencia de lo que están haciendo, no es un programa de formalidad es un programa de educación popular que tiene como referencia que los propios productores puedan apropiarse de herramientas para que puedan logar la efectividad en materia productiva, este es el elemento importante. Y el elemento primordial es  la visión humanísticay política de este proceso porque busca crear oportunidades para todos, una masividad educativa que viene siendo el paradigma de educación para todos y en todo momento.
Sugey Sevilla Moran, técnica de campo INTA Matagalpa “El taller  nos ha   facilitado las herramientas necesarias para que nosotros vayamos como facilitadores  a dar las escuelas técnicas en el campo. Nos han dado también las estrategias que vamos a utilizar y poderles dar un buen servicio a los productores que tienen el interés de educarse y salir adelante”.
Harvey Rivera Zamora, MEFCA, Estelí  “Este taller desde hace mucho lo estábamos necesitando, porque los que trabajamos en instituciones con diferentes   programas, requerimos de actualizarnos de nuevas metodologías  que son importantes porque eso nos permite comunicarnos con los protagonistas (productores) con quienes nosotros nos relacionamos ycon quienes acompañamos en los diferentes programas productivos”.



Todos los Derechos Reservados © Universidad Nacional Agraria 2013
Desarrollado por Acceso

Top Desktop version